COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34 635574330 MAIL:siriustienda@yahoo.es

jueves, 6 de septiembre de 2012

LAS DIOSAS... KALI


LAS DIOSAS HINDUES
El ser humano es un animal supersticioso.
Bueno, el ser humano o lo que quiera que sea en realidad esta especie nuestra..., porque más bien estamos a medio camino entre el homínido (ya no somos tan sencillos, transparentes y naturales como nuestros primos puramente animalescos y embrutecidos) y el humano de verdad (ése al que adornan virtudes como el valor, el amor, el humor o la conciencia..., virtudes que pensamos poseer pero que, a decir verdad, aún estamos lejos de conquistar).
El problema, hoy, del hombre, es que se cree que ha madurado, que es "el pináculo de la creación"..., que piensa haber llegado cuando no ha hecho sino empezar. No entiendo cómo puede haber gente tan tonta como para tragarse ideas estupidizantes del estilo de las de la New Age o eso de que gracias a la tecnología y la ciencia vivimos en la mejor época de la Historia, cuando nunca antes se había manipulado, corrompido, asesinado, robado, violado, destruido y saqueado en cantidades tan industriales como hoy. 
 La tradición hindú tiene un nombre para la época en la que vivimos y es Kali Yuga, la Era de la Riña o la última de las épocas, también conocida en ciertas corrientes ocultistas como la Edad de Hierro o de los Hombres.
Se consideran en este sentido cuatro grandes ciclos dentro de otro superior.
El primero es la Satya Yuga o Era de la Verdad, la Edad de Oro o de los Dioses en la que el mundo era una especie de Paraíso donde se vivía muy bien, en armonía y durante muchos años: hasta cien mil.
El final de aquellos días felices que todos llevamos en el inconsciente colectivo ("Cualquier tiempo pasado fue mejor"...) condujo a la Duapara Yuga o Segunda Era, la Edad de Plata o de los Héroes, donde tampoco se vivía tan mal aunque el nivel general era inferior al de la primera y la vida física "sólo" era de diez mil años. Más tarde tenemos la Treta Yuga o Tercera Era, la Edad de Bronce o de los Reyes, en la cual surgieron muchos problemas que irían agravándose con el paso del tiempo sin que nadie fuera capaz de recuperar el antiguo orden; por entonces la esperanza de vida era de mil años.
Finalmente, el mentado Kali Yuga, que reduce el horizonte vital a cien años.
Estos cuatro ciclos juntos se conocen como Maja Yuga o Gran Era y mil veces repetido este conjunto es un Kalpa.
En la mitología hindú, Kali es un ser demoníaco de piel oscura y morros porcinos, enemigo del gran dios benefactor Vishnú y su encarnación Krishna (cuya vida como avatar es tan asombrosamente parecida a la de su homónimo Jesús el Cristo) y con un curriculum espantoso.
Hijo de Krodha y Jimsa o, lo que es lo mismo, de la Ira y de la Violencia respectivamente, como buena entidad diabólica se pasaba el día dedicado a hacer barbaridades.
Una de ellas fue cometer incesto con su propia hermana Durukti, cuyo nombre significa Calumnia, y a consecuencia de ello tuvo dos hijos que lógicamente no fueron precisamente unos angelitos...
Les llamaron Bhaia o Miedo y Mritiu o Muerte.
El muy cuco esperó a que finalizara la encarnación de Krishna para entrar violentamente en nuestro planeta y sentar aquí sus reales.
Y por aquí sigue, dedicado a sus labores propias de generador del Mal. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...