COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34 635574330 MAIL:siriustienda@yahoo.es

lunes, 6 de diciembre de 2010

EL AURA...

EL AURA
El Aura, en palabras simples, es el campo de energía auto luminosa, que lo rodea, lo envuelve, y de hecho emana y refleja su verdadero yo.
El Aura es perceptible por los demás.
Y además por usted mismo.
El Aura puede estar limpia y brillante, o embrutecida y apagada, según sean los pensamientos, la disposicion, los sentimientos, la actitud, positiva o negativa, ante la aventura de la vida.
El estado emocional es fundamental y decisivo para el Aura.
De manera que una persona razonablemente feliz tendrá un Aura diáfana casi translúcida, justo al centro que una persona con problemas anímicos.
Muestra tanto su salud física como su estado de ánimo, su salud psíquica.
Su estado o condición, en gran medida depende de usted.
Para que el poder que su aura expresa no se deteriore, debe esforzarse por mantenerla limpia y sana.
En cierta forma como hace con su cuerpo, al que asea cada mañana, al que presta cuidados y alimenta a diario.
Debe limpiar su Aura mediante pensamientos positivos, pues estos canalizarán energía positiva y atraerán la luz y el bienestar.
Su Aura lucirá brillante si su disposición interior es animosa, optimista, bondadosa, generosa, alegre y feliz.
Cuando no pesen sobre usted sentimientos de culpa, de ninguna naturaleza.
Cuando este libre de egoísmo o de, aunque no aceptados, deseos de malquerencia o de rencor contra nadie ni contra nada.
Los sentimientos de culpa, de disgusto, de amargura, de frustración, ensucian su Aura como el polvo y la contaminación atmosférica ensucian su cuerpo o cualquier objeto.
Con la asiduidad, atención e interés que presta a su aseo y cuidado corporal, preocúpese de su Aura imagen y expresión de su usted interno.
¿Cuando, como y donde hacerlo?
¿Porque no en el baño, después de que se haya bañado?
De usted y del estado de su Aura podrá ocuparse un minuto o varios minutos.
Manning, en Helping yourself with white witchcraft, explica que su técnica es simple:
"Pido a la luz que me bañe y purifique mi Aura, como un arroyo asearía mi cuerpo. Envió la luz delante de mi, dirigiéndola mentalmente, mientras digo en voz alta; envió la luz ante mi para hacer fácil el trayecto y recto el camino. La luz trae inspiración, elevación, afectividad, entusiasmo y gozo a todo ser que se aproxime a mi Aura. Soy luz que va al encuentro de la luz. Y de esto solo puede derivarse el BIEN"
Una actitud general de coexistencia armónica con toda la creación pondrá, además un nuevo magnetismo en su Aura, que le atraerá felices experiencias y rechazará aquellas desdichadas.
Cada vez que advierta que su poder mágico le abandona o disminuye, examine su Aura.
La vera disminuida, como apagandose, o como una flor que se marchita y se aja.
Proceda sin demora a limpiarla.
Le recomendamos, le insistimos, que el secreto es recurrir a pensar positivamente.
Y rechazar con firmeza, con sinceridad de corazón, todo lo negativo.
En todos los tratados referentes al éxito personal, en los negocios y en la vida en general, se recalca siempre la importancia de una presencia cuidada y atractiva.
Tanto o mas importante que su apariencia física es la de su Aura, imagen de lo mas íntimo y verdadero de usted.
Autor: Anthony Sharp
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...