COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34 635574330 MAIL:siriustienda@yahoo.es

jueves, 10 de junio de 2010

LOS GATOS...


LOS GATOS...
Los gatos han sido los protagonistas de mitos.
Han sido motivo de adoración de distintas culturas, pero la egipcia es realmente fascinante, así como algunos los han adorado otros los han condenado en el mundo de las supersticiones sobre la mala suerte, siendo el gato negro el que se lleva las palmas en este aspecto.
Y leyendas de todo el mundo a través de todos los tiempos.
Los guerreros llevaban máscaras de gato que participaban en las ceremonias, con la esperanza de que el espíritu de los gatos muertos entren en sus cuerpos y les brindarán las cualidades felinas del sigilo y astucia, para transformase en guerreros invencibles.
En la mitologia egipcia el gato doméstico se encontraba bajo la protección de Bast, que al igual que Sekhmet la hija de Ra, fue la protectora de los gatos, siendo sus dones la alegría y placer.
Su culto se centró en la ciudad de Bubastis (llamada Per-Bast, o Cámara de Bast, de los egipcios), su templo actual.
El historiador griego, Herodoto dijo que “no hay templo más hermoso que el de Bubastis” el que también albergaba una necrópolis donde cientos de gatos momificados fueron enterrados.
Se realizaba un festival anual, que parece haber sido uno de los más populares en todo el territorio de Egipto, acompañado por música fuerte y cantos, donde Sekhmet era representada como una mujer con cabeza de gato o como un gato.
Los egipcios consideraban como dos aspectos de la misma fuerza divina aSekhmet siendo el aspecto violento de lo divino sol, y Bast como el aspecto más suave.
En una leyenda egipcia, que habla de la búsqueda del libro de THOTH, uno de los personajes es un misterio, la sacerdotisa de Bast, que sedujo al Príncipe Setna, diciéndole:
“Se alegre, mi dulce señor, yo estoy destinada a ser tu novia.
Pero recuerda que no soy una mujer común, sino el hija de Bastet y no puedo soportar un rival. Por lo tanto, antes de que sea tuya escribe en un pergamino el divorcio contra tu esposa actual, y también que harás que sus hijos sean asesinados y arrojados a los gatos de Bastet”.
En esta cita se arroja luz sobre un concepto popular entre las mujeres egipcias el poder que ejercían residía en su belleza con la cual lograban lo que deseaban, y esa belleza tenia su ideal en el aspecto felino.
El maquillaje que solían utilizar acentuado características particulares, especialmente los ojos, que les dio un misterioso aire gatuno.
A menudo los niños son consagrados a Bastet, haciendo un corte se en su brazo y vertiendo gotas de sangre gato sobre la herida.
Continuando con la fascinante historia de estos místicos animales, que marcaron profundamente las vidas de los antiguos, en Egipto se acostumbraba colocar a los gatos reales femeninos en a ataúdes de mármol, así como las leyes eran tan estrictas respecto de su cuidado, ya que si un hombre mataba a un gato, le correspondía la pena de muerte.
Otro dato curioso que representa la importancia de el gato en la sociedad antigua era, que cuando un gato moría, su dueño en señal de duelo debía afeitarse las cejas.
En la tumba de Tutankamon, la imagen de un sereno “Bast” fue encontrado en un santuario dorado, donde se encontraba el ataúd real.
Uno de los descubridores de la tumba, Lord Carnarvon un filántropo ingles, que financiaba expediciones en Egipto, se dice que se convirtió en un fanático de la egiptología, después de descubrir un gato en un ataúd, lo cual según cuentan lo marcó de por vida, en cuanto a su interés por el misterioso mundo egipcio.
Los gatos egipcios se propagaron desde Egipto al mundo por el aumento en el comercio internacional con el Antiguo Egipto, especialmente por fenicios y romanos, creándose nuevas leyendas sobre ellos en lo países a los cuales arribaban.
Los gatos domésticos en Egipto son todavía muy respetados, dando a comprender su vinculo terrenal con los seres humanos, que perdura a través de los tiempos, mostrándolos como un símbolo de eternidad, algo que los egipcios antiguos, ya sabían y por lo tanto los veneraban.
**En la India los gatos tenían habitualmente un importante papel en ceremonias religiosas y ocultas.
En América del Sur los incas rendían culto a los gatos sagrados, que son representados en las obras de arte precolombino de Perú.
Los gatos continúan siendo adorados en países como Tailandia o China.
***Talmud babilónico habla de sus admirables cualidades y anima a la cría de gatos 'para ayudar a mantener las casas limpias' al igual que en los Budistas y la cultura Zen era de gran utilidad tener por mascota a un gato de compañia durante sus meditaciones.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...