COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34 635574330 MAIL:siriustienda@yahoo.es

martes, 13 de octubre de 2009

EL MANUSCRITO DE VOYNICH

UN ENIGMA INDESCIFRABLE
EL MANUSCRITO DE VOYNICH
Hace siglos que los eruditos tratan de descubrir los secretos de este antiguo libro conocido como "El Manuscrito de Voynich".
Su nombre se debe al bibliografo Wilfred M. Voynich, quien lo adquirió en 1912.
Conservado actualmente en la sala Benicke de raros y curiosos de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, nadie hasta ahora ha conseguido descifrar su extraño contenido.
El manuscrito, de alrededor de 170 páginas, entre texto e ilustraciones, mide 24x18 cms.
Los apretados caracteres en tinta negra no se parecen a ninguna escritura conocida y las ilustraciones no responden a ninguna tradición esotérica anterior.
Hasta hoy, todos los intentos de traducirlo han fracasado y el libro guarda intacto su mensaje.
Lo más llamativo es que sus más de 400 ilustraciones parecen aún más raras.
En color rojo sangre, azul, amarillo, marrón y verde brillante, muestran imágenes que han dejado perplejos a todos los expertos.
Curiosos arabescos, tubos que parecen intestinos, figuras femeninas desnudas en extrañas cámaras; estrellas y constelaciones astronómicas desconocidas, plantas que no guardan parecido con las existentes especies biológicas...
La abundancia de dibujos de especies vegetales sugiere que podría tratarse de un herbario o libro de texto, mitad científico, mitad mágico, que describe las cualidades místicas y médicas de las plantas y su preparación.
Pero de sus imagenes, ninguna se parece a las del reino vegetal
También, en la sección de astronomía, se pueden apreciar diagramas circulares con soles, lunas y estrellas, que podrían ser símbolos astrológicos.
Algunos astrónomos creyeron reconocer cuerpos como la estrella Aldebarán, la nebulosa Andrómeda y el cúmulo estelar de las Híades, pero después volvieron a perderse en un torbellino de galaxias imaginarias.
Como consecuencia, descifrar el significado de estos símbolos resultó imposible.
También lo fue para los criptógrafos y lingüistas que intentaron entender sus extraños símbolos.
Cuando el libro apareció por primera vez en 1586, al ser adquirido por Rodolfo II de Baviera, se decía que su autor había sido el ocultista Roger Bacon (1214-1294) ...
CONTINUARA ...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...