COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34 635574330 MAIL:siriustienda@yahoo.es

jueves, 1 de septiembre de 2011

LA ARAÑA

ARAÑA
Si algo encarna a la perfección la magia arsenical de la naturaleza es una araña sentada en el centro de su tela recién hilada esperando a su presa.
Mojadas de roció al rayar el día, ubicuas y a veces tatuadas, las telarañas rehacen en los arboles, los arbustos, las cuevas, los techos, las criptas y las briznas de hierba.
Todas las momentáneas y complejas matrices de la vida visible e invisible se producen por arte de magia en la araña y su cautivante telaraña.
Con una antiguedad de trescientos millones de años, según se cree, la araña encarna la vieja alma de la existencia que retumba con creatividad y devastacion.
La naturaleza ha hecho de la araña un ser sumamente extraordinario, una artista del trapecio, colgada de su hilo de seda que se enrolla en el para subir de nuevo, hilandera del virtuosismo, y astuta cazadora con una amplia red.
La araña es como una madre, "sutil, indispensable, pulcra y útil".
La araña producen seda y la deslumbrante magia de su cacería con red es otra solución para el problema de capturar insectos.
Como una ventana de celosía cuyo centro mira a la eternidad, la telaraña indica las pautas de comportamiento instintivo fuera de los cuales se nota la oscura y luminosa meditación de la psique, que en los mitos identifica la araña con el divino creador, el héroe culturar, el estafador y el benefactor.
De hecho la araña encarna los horribles misterios de muerte y disolución propios de la Madre Terrible, ya que la tensión y el retroceso magníficos de su red están hechos a prueba de los esfuerzas de la presa.
Las imagines de sus terrores quedan reforzadas porque la araña mata o paraliza a sus victimas con el veneno de sus huecos colmillos y devora al macho tras el apareamiento.
Evocando nuestras propias defensas propiciatorias contra el destino, el macho puede ofrecer un paquete señuelo de comida hecho de seda, arrancar un hilo durante la danza del cortejo que puede demorar su necesidad de alimentarse o atarlo con un hilo de seda lo bastante largo como para aparearse y huir.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...