COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34954271547 - +34635574330

miércoles, 10 de febrero de 2010

UNA HISTORIA DE AMOR...

RADHA-KRISHNA
UNA HISTORIA DE AMOR...
El hinduismo es reputado por su devoción por el amor.
Al fin y al cabo proporcionó el Kama-sutra.
Las leyendas tradicionales son a la vez sensuales y apasionadas, un poco como las películas de Bollywood.
La historia de amor mas conocida es la de Radha y Krishna, a los que se suele llamar la pareja eterna o divina.
Krishna representa la belleza masculina suprema.
El esplendor de su piel morena y azulada, sus ojos como lotos y sus rizos abundantes y largos se conjugan para hacer de él un dios irresistible.
Radha era la joven mas hermosa entre las gopis (vaqueras) que cuidaban de las vacas pertenecientes a la familia que crió a Krishna.
De niños fueron compañeros de juegos y en muchos aspectos almas gemelas.
Radha ya estaba comprometida cuando conoció a Krishna, cuyo destino era el de un dios, y no podían ser marido y mujer.
No obstante la devoción que sentían el uno por el otro era tan intensa que pasó a ser trascendente.
De hecho, los vínculos que los unían eran tan apremiantes que se les considera miembros de un único ser.
La pareja Radha-Krishna, es muy popular y omnipresente en todos los aspecto del folklore indio e influencia la religión hindú y la filosofía, el misticismo, la vida, la cultura y las artes de la India.
La civilización occidental celebra el amor el 14 de Febrero.
¡Que mejor forma de honrarlo que consagrar esa noche a Radha-Krishna?
Se puede hacer, por ejemplo, cenando en un restaurante indio o incluso siguiendo un ritual elaborado como el que presentamos a continuación:
Meditación Radha-Krishna
Para parejas ya establecidas, este ritual funciona bien como sorpresa para tu pareja pero también lo podéis organizar juntos.
Material
Cuatro velas gruesas con los colores de los elementos.
Ricos tejidos con tonos azules, rojos, rosas, naranja y plata (retales de gasa, seda y de viejos saris)
Almohadas o cojines.
Dos flores de loto (o rosas o blancas).
Aceites esenciales de ámbar, sándalo y rosa (se pueden mezclar)
Una vela de color negro azulado para representar a Krishna.
Una vela naranja o magenta para representar a Radha.
Plumas de pavo real.
Flores de caléndulas, tantas como desees.
Inciensos de sándalo, ámbar y rosa (en mezcla o quemando uno de cada a la vez).
Luces navideñas y música, a ser posible con sitar o tablas.
Evita las voces, salvo que sean cánticos (piensa en Ravi Shankar)
La sala de estar o el dormitorio son ideales para este ritual.
Coloca cada vela en su dirección simbólica.
Cubre parte del suelo con las telas.
Ubica dos cojines uno frente a otro, y cúbrelos con más tela y dispón una flor de loto en cada uno.
Unta las velas de Krishna y Radha con los aceites y ponlas en el centro.
Desparrama las plumas de pavo real a su alrededor.
Esparce las flores de caléndulas por los cojines y el suelo.
Cuelga luces navideñas, enciende el incienso y pon la música.
Traza un círculo, luego ambos os ponéis en cada cuarto o dirección y meditáis de que manera los elementos sostienen vuestra relación.
Cuando estáis listos, volvéis al centro y os sentáis el uno frente al otro.
Uno coloca las manos palmas arriba sobre sus rodillas y el otro las suyas con las palmas hacia abajo sobre la pareja.
Meditad sobre la pareja eterna.
¿Que evoca el amor puro para vosotros?
¿Por que amas a tu pareja?
Ahora imaginaos envueltos en color azul.
Visualiza un jardín de encanto no terrenal que contenga todas las flores imaginables.
La brisa trae el son de una flauta.
Ahora sois uno.
Cuando te sientas completamente inmerso en belleza y amor deja que las sensaciones retumben.
Dad las gracias a Radha y a Krishna por haberos envuelto en su amor sagrado.
Cerrad el círculo y recordad dr las gracias a las cuatro direcciones o elementos por su colaboración.
Sybil Fogg
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...