COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34 635574330 MAIL:siriustienda@yahoo.es

viernes, 29 de mayo de 2009

ESTRÉS

APRENDE A GESTIONAR TU “ESTRÉS”
Los problemas te abruman?
Di basta, párete pensar y toma las riendas de la situación
Un cierto nivel de estrés se considera positivo porque genera energía, vitalidad y creatividad.
Nos mantiene alerta, pero a veces nos engaña y nos hace pensar que podemos –y debemos- llegar a todo.
A mi no me importaba padecerlo, porque haces mas cosas, resuelves los problemas y estas pendiente de todo “confiesa Jhon Curtin, un ex empresario reconvertido en maestro de reiki” (terapia energética de origen japonés) y experto en técnicas de relajación y meditación.
Con el tiempo, Jhon descubrió que vivir en un continuo agobio es peligroso, porque sobrecarga el cuerpo y la mente.
Las mujeres, además, somos bastante más propensas a sufrirlo.
A veces, mirar la agenda da pavor.
Donde están las citas divertidas con las amigas?
Otra vez bocadillo para comer?
Y los atascos, las reuniones…
A lo largo del día, nuestro cuerpo se tiene que adaptar a continuos cambios; variaciones de temperatura, reacciones química provocadas por la comida o el alcohol, tareas cotidianas (cuidar de los hijos o dar la talla en el trabajo, por ejemplo) o las relaciones con los demás, que son un continuo intercambio de estímulos.
Además, hay épocas o momentos vitales en los que el estrés se multiplica; mudanzas, bodas, divorcio, nacimiento de un hijo o cambio de trabajo entre otros.
Mira a tu estrés de frente, reconócelo y aprende a sacarle partido.
Canalizar la energía.
Cuantas más exigencias debe afrontar el organismo, mas energía genera.
Pero cuando esta es excesiva, hay que eliminarla para que no se enquiste.
“El estrés es energía acumulad que no fluye. Lo ideal es liberarla lo antes posible”, recomienda Curtin.
Alguna idea?
Ir al gimnasio tras un día de tensión en la oficina, hablar con la pareja en vez de callar y aguantar, apuntarse a clase de pintura, salir a tomar una cerveza con unas amigas…
Si no descargamos, aparecen los síntomas en forma de emociones negativas o enfermedades psicosomáticas.
“Lo mas comunes son irritabilidad, insomnio, falta de concentración o perdida de memoria”, enumera Victoria Cadalso, psicóloga del Instituto de Terapias Integrales y Enseñanzas Energéticas (Itiee).
“Y mas preocupantes aún: ansiedad, ataques de pánico, fobias, inapetencia sexual…”
La situación se vuelve crítica cuando desemboca en estrés crónico, que conduce al agotamiento ya a la depresión.
No llegues al límite.
Paloma Corredor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...