COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34 635574330 MAIL:siriustienda@yahoo.es

viernes, 22 de enero de 2010

LOS NIÑOS ÍNDIGOS

Los niños índigo y cristal y sus aliadas, las flores
De la Prof. María del Carmen Vila
PARTE III
Para los que tienen problemas con el estar aquí y ahora, los que están ausentes, se distraen, no atienden, o no pueden dormir de noche tenemos la maravillosa Flor de Lis, que es una planta maestra dentro del sistema.
Llamamos maestras a las flores que por sus altas cualidades vibracionales potencian o activan el poder de otras.
En el caso de la Flor de Lis, es una esencia comprometida con la transmutación de cualquier proceso, sea éste físico, emocional o espiritual, pero por sobre todas las cosas, ayuda al ser tanto a conectarse con lo superior como a facilitar que esas energías puedan anclarse en este plano.
De allí que aquellos que vuelan, no están o tienen dificultades para estar aquí en esta tierra, ya sea por falta de adecuación a la familia, a la escuela, etc., encuentran en la Flor de Lis una verdadera aliada para reconectarse, reconocerse y anclarse.
En el caso de los adolescentes índigo o cristal, facilita encontrar su propósito en la vida, su tarea, el camino para encontrar su misión, aunque en muchos casos el sistema los lleva a olvidarse y sólo se atiende el cumplimiento de un ciclo de estudio.
Aún así no nos debe sorprender que los extremos en los casos existen y así como hay adolescentes que no saben dónde están parados y no quieren saber nada con ningún sistema educativo.
Como son índigo van a romper estructuras y modificarán su entorno de alguna manera, porque ellos traen la impronta de nuevos modelos en todas las áreas de pensamiento (ciencia, arte, tecnología, etc.).
Entre ellos en menor escala están los que sí saben a temprana edad, entre 9 y 12 años, su tarea o misión, distinguiendo claramente sus inclinaciones y buscando formas de expresión que coincidan con sus gustos.
Así tenemos índigos que traen colores de vida o rayos que les permiten ejercer sus dones según se inclinen por la tecnología, las artes, las humanidades, la sanación, etc.
Estos colores son variantes dentro de lo que habitualmente se llaman niños índigo o cristal.
Estoy convencida de que hay muchas más clases que las reconocidas hasta ahora y veremos en poco tiempo a niños que no van a estar catalogados de esta manera y que ya traen vibraciones más altas.
En todos los casos, las esencias florales, no van a suprimir procesos ni interferir en lo que cada niño o adulto vengan a realizar sino que van a armonizar al ser para no sufrir tantos choques y en el caso de los niños van a acompañar sus procesos y, por sobre todas las cosas, van a permitir que expresen sus dones, sus cualidades.
He visto niños totalmente cerrados a contar lo que ven o escuchan cuando sus madres están delante y cuando se les ofrece la posibilidad de tomar contacto con los frascos de esencias florales, su rostro cambia y se produce un mágico proceso de comunicación donde ellos mismos toman los frascos de lociones áuricas y se las llevan porque saben, de antemano, cuáles les hacen falta. Dejar a estos niños florecer es un compromiso que tenemos los adultos; ser compañeros, no autoritarios, ser pacientes y no abordarlos como sujetos a modificar o socializar son aspectos a observar seriamente.
CONTINUARA...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...