COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34 635574330 MAIL:siriustienda@yahoo.es

jueves, 18 de junio de 2009

HOTEL CORONA DE ARAGÓN

EL MISTERIO DE LA HABITACIÓN 510 DEL HOTEL CORONA DE ARAGÓN
(PARTE II)
Zaragoza, Avenida César Augusto, 13
12 de Julio de 1979
El caso es que el terrible incendio produjo la elevada cifra de 76 victimas mortales y cientos de heridos, y, pesara a quien pesase, algunos medios lanzaron la noticia planteando la posibilidad de que fuese un atentado, pero oficialmente nunca se tomó como de una habitación en la que esa misma mañana se produjo un verdadero misterio.
Fui uno de los primeros que entró en el Hotel Corona el día de incendio, creo recordar que sobre las nueve de la mañana.
Yo estaba haciendo la mili en Zaragoza, en la Policía Militar, y sobre las ocho y media de la mañana, por la radio de uno de los vehículos que estaban de patrulla, oímos que el Hotel Corona estaba ardiendo y que nuestros compañeros eran requeridos por los empleados del hotel para entrar a ayudar a la clientela.
En ese momento nos dieron la orden de acudir al hotel y ayudar en lo posible.
Yo entré cuando aún no habían llegado los bomberos y en el interior sólo había dos o tres policías de paisano y nuestros tres compañeros.
Personalmente, creo que llegué hasta la planta tercera ayudando a bajar a la calle a los huéspedes.
A partir de esa planta, los bomberos, que ya subían por todas partes, se hicieron con el control y no nos dejaron subir más.
Durante todo el día, los comentarios giraron en torno a si había sido o no un atentado, ya que ese día juraba bandera un nieto de Franco y estaban alojados algunos miembros de su familia y muchos militares.
Pero otros curiosos comentarios giraban en torno a una habitación de las plantas superiores del hotel.
Según decían los bomberos, habían oído voces en su interior, perro no se pudo abrir la puerta, y, cuando fue derribada, no se encontró a nadie dentro, pero sí un maletín con una gran cantidad de dinero encima de la cama.
Quizás uno de los testimonios más interesantes viene de la mano de una persona con estrabismo que nos cuenta su particular experiencia:
Cierto día tuve la oportunidad de alojarme en ese hotel y en la habitación 510.
Por aquel entonces no conocía la historia, como a muchos que diariamente se alojarán allí.
Así pues, como decía, me tocó esa habitación, y fue una auténtica pesadilla, aunque he de decir que en ese momento lo achaqué al propio hotel (de ahí que leer que alguien considera el Meliá Corona "prestigioso" me ha puesto los pelos de punta casi tanto como la propia historia).
Pero, bueno, sea como fuere, ésta es mi historia en la habitación de marras, en la que pasé una sola noche (de cuatro) porque a la mañana siguiente salí del hotel con un gran cabreo rumbo al Hotel Palafox, que está enfrente.
P. Amorós
CONTINUARA...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...