COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34 635574330 MAIL:siriustienda@yahoo.es

martes, 23 de junio de 2009

VIRGEN DE CHILLA

LOS BALAZOS DEL MANTO DE LA VIRGEN DE CHILLA
Candeleda (Castilla y León)
En dirección a Plasencia, encontramos en un bello paraje el conocido santuario de Nuestra Señora de Chilla.
La imagen de esta virgen se apareció a un pastor, llamado Finardo, hacia el año 1300.
A unos 200 metros del lugar se halla un altar de piedra que indica el lugar exacto de la aparición.
Parece ser que cierto día, durante la guerra civil, la santera que cuidaba la imagen de la Virgen, dió la voz de alarma al no encontrarla.
Tras inspeccionar el terreno, todos pensaron que la habían robado.
El caso es que a las cuarenta y ocho horas de su desaparición, la santera volvió a verla en su lugar, pero con el manto cosido a balazos.
El extraño suceso causó una gran conmoción, pues nadie se explicaba que podía haber sucedido.
La respuesta vino por correos: en Candeleda se recibió una carta de un soldado que iba dirigida a sus padres.
En ella relataba como quería que subieran a darle las gracias a la Virgen por haberle concedido el milagro.
En la misiva, el soldado decía que, mientras se encontraba en uno de los momentos más duros y sangrientos de la batalla, en el que las balas silbaban por doquier, todos sufrían una terrible sed.
Cuando estaba casi desfallecido, de repente, vio a su lado la imagen de la Virgen de Chilla, que le dijo que ella le protegería, y calmó su sed con un agua tan fresca que parecía el agua de Chilla.
Desde aquel entonces, todos los jóvenes de Candeleda cortaban un pedacito del manto de la Virgen antes de ir al servicio militar.
Por eso, el manto de la Virgen casi ha desaparecido.
P. Amorós.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...