COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34 635574330 MAIL:siriustienda@yahoo.es

martes, 20 de enero de 2009

LAS SALAMANDRAS

SALAMANDRAS
Las salamandras son los espíritus elementales del fuego.
Estos espíritus forman su reinado instantáneamente cuando se enciende una fogata o un fuego comienza.
Son los espíritus más indiferentes hacia el ser humano.
No buscan su amistad, saben que en realidad los humanos de por vida han buscado la amistad del fuego y no siempre han sido recompensados por ello.
Solo muy pocas personas tienen una afinidad y amistad sincera con los elementales del fuego, y cuesta mucho acceder a ellos, pero cuando se logra es una amistad tan fuerte y alegre como lo es el fuego.
Las salamandras han trabajado a lo largo de la Creación del universo y han sido los elementales que primero han estado presentes
Tienen una relación directa con las almas, pues sus vibraciones se propagan tan veloces como la luz.
Aportan claridad de pensamiento y son impulsores de renovación y cambio.
La forma de atraer su atención es enciendo fuego si se esta al aire libre, si es dentro de un recinto cerrado, una vela consagrada es la mejor manera.
Las velas deben ser siempre de colores claros, nunca debe usarse una vela de color negro, pues esta seria una invocación poco conveniente, pues otras fuerzas del universo pueden allegarse y los resultados no serian los esperados nunca.
Las velas deben ser de parafina o de cera de abejas, pero no de cera animal, pues esto contiene la vibración de miedo del animal sacrificado y es contrario a las leyes de la naturaleza ya que no creara armonía, sino todo lo contrario, provocará tristeza, malestar, sensaciones negativas, etc.
Para consagrar una vela y atraer a las salamandras debe hacerse simplemente con aceite natural de girasol, uvas u olivo, con una pequeña mezcla de aceite esencial de incienso o sándalo, también pueden reemplazarse por unas gotas de aceites esenciales de rosas, jazmín, violeta, etc. todo dependerá su gusto en este caso.
Úntese las manos con la mezcla de aceites y páselo a lo largo de toda la vela mientras susurra una oración de protección de su predilección o confianza.
Luego encienda la vela usando un fósforo y diga unas palabras de afecto y bienvenida a las salamandras.
Las salamandras pueden ascender de jerarquía, según la dureza del trabajo que realicen, al orientar los rayos en los momentos de tormenta.
La salamandra. Era venerada como símbolo de la pureza, la permanencia y el fuego.
Tiene en la piel unas marcas estrelladas inconfundibles.
Por ellas exuda un líquido lechoso cuyos efectos tóxicos son los más potentes que jamás se hayan conocido.
Si entra en contacto con el hombre la piel humana se acartona y la carne se consume hasta el hueso.
La víctima pierde el pelo y queda reducida a un cadáver calcinado que sólo es piel y huesos.
La mortífera sustancia que segrega la salamandra envenena árboles frutales y las aguas de ríos y pozos.
Aparte de las toxinas, que puede escupir o inyectar con su mordedura, la salamandra tiene una resistencia al calor extraordinaria.
De hecho, sólo prolifera entre el calor y las llamas.
No obstante, también puede apagar las llamas a voluntad, propagando una intensa ola de frío que extingue los fuegos más persistentes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...