COMPRAR EN "TIENDA SIRIUS"

TELEFONOS: +34 635574330 MAIL:siriustienda@yahoo.es

martes, 3 de febrero de 2009

CONOCIMIENTOS SOBRE NUESTROS CHAKRAS

CONOCIMIENTOS BASICOS SOBRE NUESTROS CHAKRAS
El Cuerpo Energético de Nuestra Aura
Cuando decimos que somos “carne y hueso”, estamos describiendo una parte de nuestra persona, pero sólo una parte.
Existe también otra parte de nosotros, la cual no es visible, ni detectable, a simple vista como en el caso de nuestra envoltura física.
Se trata de nuestro campo energético tanto interior como exterior, que en la mayoría de los casos es mucho mayor que nuestra presencia física. En el fondo, el hombre es una estructura energética que cuenta también con un cuerpo material
El conocimiento de que contamos con un cuerpo energético no es nuevo. A lo largo de la historia de la humanidad, muchas culturas superiores anteriores a la actual civilización industrial lo han creído así. En el intento de poner nombre a esta forma energética biológica que nos envuelve, se han creado numerosos conceptos.
En la India la palabra (prana), en China el concepto del (chi) o, en nuestro mundo occidental el termino éter, orión o biofotones.
Todos ellos coinciden en el hecho de que cualquier ser vivo dispone también de un cuerpo energético y, según el método de medición también de algunas cosas inanimadas.
Una de las características del cuerpo energético es que irradia. Este fenómeno podemos describirlo como radancia y percibirlo en forma de aura. Es probable que algunos de ustedes se acuerde en este punto de las maquinas para fotografiar el aura de las mediciones esotéricas, que simulan “fotografías del aura” mediante la captación de potenciales eléctricos de la mano. La verdadera fotografía del aura es algo más costoso, aunque posible mediante la medición de los biofotones. Además, a través de nuestros sentidos estamos perfectamente capacitados para tomar conciencia del aura de determinado objeto, siempre que entrenemos adecuadamente a nuestros sentidos para la clarividencia.
Nuestro cuerpo energético es un campo de muchas capas y, en su estructura, existen muchos aspectos que deben tenerse en cuenta. Así pues, el aura puede dividirse en diversos cuerpos energéticos superpuestos, algunos de los cuales se extienden mas allá de nuestro ser.
Expongamos una división del aura en cinco partes, que se utiliza habitualmente y que en la práctica se ha demostrado como un modelo de gran utilidad. Los datos sobre el tamaño del cuerpo energético so únicamente validos en estado de reposo. Con la actividad pueden variar considerablemente.
El aura no es homogénea, sino distinta de zona corporal a otra. Tampoco tiene una forma oval, ni esférica perfecta, sino que cada persona tiene una forma individual. Además, esta en constante movimiento. Cuando un conocido nos informa de lo “espiritual” que ha salido su fotografía del aura, o un amigo se derrumba porque la fotografía de su aura muestra que esta cargada de problemas, apagada y enferma, ambos pueden tranquilizarse, puesto que se trata de tomas momentáneas y que solo las cosas que se repiten en muchas tomas momentáneas representan características estables de la persona. La capacidad de ver el aura es también una buena oportunidad para el diagnostico de terapia natural en ese momento determinado.
No obstante, su aplicación es limitada si se quiere realizar afirmaciones a largo plazo sobre la vida o incluso sobre el futuro.
Básicamente, la lectura del aura y las predicciones de futuro son dos cosas completamente diferentes.
Los 28 Chakras
Elias Wolf
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...